6 PENSAMIENTOS A ELIMINAR PARA ALCANZAR EL ÉXITO EN TU EMPRENDIMIENTO

Es común leer en blogs acerca de personajes que llegaron al éxito, cambiaron sus vidas y ahora disfrutan de sus logros; es decir, te cuentan la cara bonita de la moneda. Pues bien, en este artículo conocerás las razones por las que tú aún no lo logras.

  1.    Tener miedo al fracaso

Sin importar que tan loca pueda sonar tu idea de negocio: toma una decisión. Una vez tomada, cuida esa idea como si fuera un bebé recién nacido y haz que se desarrolle. Un nuevo negocio es como un hijo, todos los negocios (incluido nosotros mismos) caen antes de aprender a caminar. El fracaso solo es el medio para lograr algo, así que solo decídete.

 

  1.        Creer necesitar dinero para montar tu emprendimiento

Una de las preguntas que rondan por nuestra cabeza al decidir crear un emprendimiento es ¿de dónde consigo el dinero? Lo habitual es intentar acudir al banco o buscar a algún familiar que crea en tu idea de negocio. La verdad es que uno debe enfocarse en crear modelos a costo cero, enfocarse en desarrollar el famoso MVP (Producto Mínimo Viable) antes de pensar en desarrollar la súper App, o la mega web que cambiará las reglas del mercado. Eso se dará con el tiempo y después de varios golpes y estocadas de los clientes, quienes te ayudarán a afinar la versión inicial de tu emprendimiento.

  1.        No tener las ganas de hacerlo realidad

¿Quieres alcanzar el éxito? Tus acciones lo definirán, pregúntate si: ¿prefieres dormir a ser exitoso, prefieres estar en cama a salir a entrenar, a cerrar ventas, a hacer networking? Si eres de las personas que siempre deja un libro a medias o siempre dejas para después tus pendientes, emprender no es lo tuyo. La palabra clave y la constante en este mundo de startups es la perseverancia, esa palabra tan poderosa que te permitirá aguantar los golpes y volverte a levantar una y otra vez. ¿Tienes la capacidad para sacrificar lo que eres por lo que serás?.

  1.        No tener claro qué quieres ser en la vida

¿Qué quieres ser?, pregúntate esto ahora y escarba hasta el fondo de ti mismo, no te respondas rápido, medita un poco. Ahora que ya sabes qué quieres ser, pregúntate: ¿Qué estás haciendo hoy para lograrlo? ¿En qué inviertes tus 24 horas al día? ¿Es realmente lo que te apasiona? Descubre por ti mismo lo que realmente te hace feliz y ve por ello en este preciso instante, esta vida es muy corta como para desperdiciarla en el negocio de otros.

  1.        Deja de seguir trabajando para alguien

Cuando uno toma la decisión de llevar a cabo un emprendimiento, debes de entregarte al 100% en ello; mientras sigas trabajando para otros, nadie apostará por tu idea ya que ni tú mismo confías en ella como para dejarlo todo atrás y lanzarse en cuerpo y alma a lo que te apasiona.

  1.        No todos pueden ser empresarios

Yo adoro emprender, pero soy consciente de que no he nacido para ser empresario, prefiero disfrutar de crear cosas e impulsar ideas. Debido a mi inexperiencia creía ser capaz de controlarlo todo, como resultado quebré muchos de mis emprendimientos. Entendí que es importante delegar funciones, rodearte de expertos y contratar a profesionales, así sabrás encaminar tus emprendimientos al siguiente nivel.

Cuéntame, ¿qué otras razones te impiden empezar tu idea de negocio? Comenta y te ayudaremos a dar el primer paso.

COMPARTE:
Christopher Cuadrado

Analista de Marketing en Prodequa


ÚNETE AL TEAM

  • talento@prodequa.com

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD

© PRODEQUA

OFICINA

  • Calle Gral. Belisario Suárez 518
  • Of. 301. Miraflores, Lima - Perú
  • (01) 277 - 5569

ESCRÍBENOS

  • soluciones@prodequa.com

SÍGUENOS EN